En general, los sectores industriales del textil y el cuero requieren de elevados consumos de agua en sus procesos.

permeabili

Por ello, los principales problemas ambientales de estos sectores están relacionados con la cuantía de agua utilizada y los productos químicos que contienen sus aguas residuales.

Los tratamientos de acabado tradicionales de textiles y cueros para obtener acabados funcionales tales como los de ignifugación o hidrofugación, generalmente conllevan un alto consumo de energía, así como de grandes cantidades de agua (tanto en baños de tratamiento y como en el proceso de lavado posterior). Además, por lo general implican el uso de productos químicos peligrosos, tales como compuestos orgánicos halogenados, biocidas y compuestos organofosforados, actualmente restringidos o bajo consideración de la Unión Europea (reglamento REACH) y la legislación sobre biocidas.

Otros aspectos medioambientales importantes son las emisiones a la atmósfera y la generación de residuos sólidos y olores, los cuales pueden ser una molestia significativa en ciertos tratamientos.